Los Mvsicos De Sv Alteza

XVI Festival de Música Antigua en la Real Capilla de Santa Isabel de Portugal

Descripción:
Henry Purcell y Sebastián Durón son dos genios estrictamente contemporáneos, cuyas vidas artísticas presentan algún notable parentesco. Ambos se formaron, como es propio de la época, en escolanías (Purcell en His Majesty’s Chapel, y Durón en el entorno de la capilla de música de La Seo zaragozana), y se afanaron en el estudio y la práctica de la música de tecla: los dos fueron insignes organistas. Tanto el uno como el otro dedicaron gran parte de sus esfuerzos profesionales, por oficio, a la música eclesiástica, que ejercieron en importantes cargos, produciendo hermosísimas composiciones de cierta envergadura, entre las que cabe destacar, por su calidad y fortuna histórica, las destinadas a ocasiones áulicas, y entre ellas en particular las vinculadas a honras fúnebres de la realeza, bien conocidas por la afición en el caso de Purcell -cuya música para los funerales de la reina Mary figura entre los greatest hits del barroco internacional- y menos, como siempre ocurre con la música española, en el de Durón. Ambos compositores sirvieron a reyes homónimos y de idéntico numeral, aunque de muy diversa recordación: si Charles II es celebrado como el artífice de la restauración monárquica británica, el pobre Carlos II pasa a menudo por ser una desgracia -una desgracia más, quizá habría que decir- en la nómina de la realeza española, fin decadente de la casa de Austria en los territorios hispánicos.
Tanto Purcell como Durón experimentaron una especial inclinación por el teatro y por la composición de música no tanto -o no sólo- para óperas a la italiana como para géneros autóctonos que combinaban lo cantado con lo únicamente representado (comedias, dramas, tragedias, semi-óperas, fábulas, zarzuelas…). Ambos compositores, que también cultivaron ampliamente la música de cámara vocal, gozaron de merecida fama en vida y muchas de sus obras de pequeño formato pasaron a los repertorios de profesionales y afinotas cionados, circularon en colecciones y se integraron en la vida musical común de sus respectivos países. Aunque hay divergencias entre estilos nacionales, un cierto espíritu de la época acerca sus músicas entre sí (sin necesidad de parecer unos hegelianos de pacotilla, podemos decir que en la tensión entre Volkgeist y Zeitgeist, si es que creemos en estos conceptos, el segundo quedaría en cierto modo vencedor). Y son, las de Purcell y las de Durón, músicas que, por su entronque con formas y giros tradicionales, en ambos casos, nos resultan sorprendentemente próximas y confortables aún en la actualidad.
Tanto Purcell como Durón tuvieron muertes en cierta medida singulares. Es conocida la anécdota apócrifa del primero, que regresa ebrio a casa, donde le dan con la puerta en las narices y muere de frío: seguramente no ocurrió así, pero sí es cierto que desapareció muy joven, probablemente a causa de la tuberculosis, y en la cumbre de su fama. Durón vivió más años, pero pasó los últimos en el exilio -un exilio dorado, en todo caso-, enviado fuera de la nueva corte borbónica por sus simpatías austracistas, y murió, también probablemente de tuberculosis, en Francia.
Aunque su música no está tan presente en las programaciones de conciertos como, creemos, debiera, la obra de Purcell es comúnmente admirada y no precisa reivindicación. No sucede lo mismo con la música de Durón, poco conocida, poco publicada y poco interpretada todavía; sin duda el próximo aniversario de su muerte (2016) será un acicate para favorecer la difusión que su obra merece.
Luis Antonio González Programa: Orpheus Britannicus / Orfeo Hispánico. Obras de Henry Purcell y Sebastián Durón
· Celia has a thousand charmes, Henry PURCELL (1659-1695)
· A ground in C-Crown the Altar, Henry PURCELL (1659-1695)
· Tres danzas en estilo francés (Minué-Paspied-Minué), ANÓNIMO (ms. de cifra para arpa, ca. 1700)
· Ay de mí, que el llanto y la tristeza, cantada al Santísimo y de Pasión, Sebastián DURÓN (1660-1716)
· Passacalles II, Juan Bautista CABANILLES (1644-1712)
· Sosieguen, descansen, escena de la zarzuela “Salir el Amor del mundo”, Sebastián DURÓN
· Y pues consentir no debo / Fuerza es que ría, recitativo y tonada de Amor de la zarzuela “El imposible mayor en Amor, le vence Amor”, Sebastián DURÓN
· Suite in D, Henry PURCELL
· Hark! How all things in one found rejoyce, Henry PURCELL
· Atended sonoras aves, tono al Santísimo Sacramento, Sebastián DURÓN
· Ramillete oloroso, suite de danzas y tonos a la española, Antonio MARTÍN Y COLL (ca. 1671-1734)
· Fairest isle, a song from King Arthur, Henry PURCELL
· O solitude, Henry PURCELL
Lugar: Real Capilla de Santa Isabel de Portugal, Plaza del Justicia, Zaragoza
Fecha: 22 de Mayo del 2015
Horario: 20:00h.
Precio: Entrada gratuita

Array

Escribe tu opinión

Debes estar conectado para escribir una opinión.

¿Informar esto?

Enviar a un amigo

Enviar consulta

Reclamar Punto

¿Cuál es el proceso de reclamo?