Secuela pública

El artista se convierte en el propio actor de sus obras en Peda-gogó. Una fotos y vídeo en el que el profesor, (López) se transforma en animador de un aula discoteca.
El humor es el vehículo que López utiliza para hacer una ‘Crítica desgarradora’, como apuntan desde la galería. En particular la carga crítica de la exposición se dirige hacia la situación de la escuela pública actual en estos años de recortes.

Array

Escribe tu opinión

Debes estar conectado para escribir una opinión.

¿Informar esto?

Enviar a un amigo

Enviar consulta

Reclamar Punto

¿Cuál es el proceso de reclamo?