La importancia de llamarse Ernesto

Jack Worthing está enamorado de la hija de su amigo Algernon, Gwendolyn, y por eso acude a la casa de éste con la intención de declararse. Sin embargo, Worthing dejó olvidada en casa de Algernon una pitillera con una dedicatoria y el padre de la joven no le dará su mano hasta que no le explique qué significan esas palabras.
Sin embargo a esta traba se añaden otros problemas para Worthing; por un lado Gwendolyn sólo está dispuesta a casarse con un hombre que se llame Ernest, y por otro su madre, Lady Bracknell tampoco acepta al pretendiente al enterarse de su pasado, ya que éste fue encontrado al nacer en un bolso de viaje abandonado en una estación de Londres.
90 minutos
Oscar Wilde
Alfredo Sanzol
Fundación Municipal Teatro Gayarre

Martes a sábado – 20:00h Domingo – 19:00h Martes 23 de abril no hay función

Array

Escribe tu opinión

Debes estar conectado para escribir una opinión.

¿Informar esto?

Enviar a un amigo

Enviar consulta

Reclamar Punto

¿Cuál es el proceso de reclamo?