Impresionistas y post-impresionistas, el nacimiento del arte moderno. Obras maestras del Musée d’Orsay.

El impresionismo tuvo su punto de partida en 1874 cuando un numeroso grupo de artistas desafió el Salón oficial de París con una muestra paralela de artista reunidos bajo el nombre de ‘Sociedad Anónima de pintores, escultores y grabadores’.
El grupo de impresionistas se reunió hasta en ocho ocasiones para celebrar su nuevo arte. La última de estas citas, la exposición de 1886, es el punto de partida de esta nueva cita del público madrileño con el Museé d’Orsay. De esta prestigiosa pinacoteca provienen las 80 obras con las que la Fundación Mapfre nos invita a conocer la evolución del impresionismo y el postimpresionismo.
En este trazado del arte de aquellos años la muestra hace paradas en los trabajos de Renoir en torno a las bañistas, el constructivismo de Cézanne, el retrato de los bajos fondos del genial Toulouse-Lautrec, la huída de Gauguin y sus amigos a Bretaña, la creación del grupo de los Nabis, con Serusier, Maurice Denis, Bonnard o Vallotton y la locura de Van Gogh en Arles. Todos ellos grandes momentos de la historia del arte que harán de esta muestra una de la más importantes de este año.

Lunes: de 14 a 20. Martes a sábados: de 10 a 20. Domingos y festivos: de 12 a 20

Array

Escribe tu opinión

Debes estar conectado para escribir una opinión.

¿Informar esto?

Enviar a un amigo

Enviar consulta

Reclamar Punto

¿Cuál es el proceso de reclamo?