Filipa Cardoso

Pero Filipa Cardoso, en plena juventud y exultante de felicidad, sentía que no era capaz de transmitir con toda la verdad los poemas que interpretaba. Esa dicotomía la lleva a hacer una pausa en su incipiente carrera. Tras diez años de inactividad, y ya casada y madre, decide volver a su auténtica vocación, el fado. Se presenta al concurso ?Grande noite do fado 2004? y lo gana, abriéndosele las puertas de las más importantes casas de fado de su país. María da Fe la invita a trabajar en O Sr. vinho, considerada la Universidad del fado. A partir de ahí su éxito se dispara, grabando sus primeros trabajos discográficos. Es con el segundo, Cumprir seu fado, con el que recorrerá Europa y América. Cuando su agenda no dispone un viaje, siempre puede uno encontrarla en Lisboa, en Marques da se.

Array

Escribe tu opinión

Debes estar conectado para escribir una opinión.

¿Informar esto?

Enviar a un amigo

Enviar consulta

Reclamar Punto

¿Cuál es el proceso de reclamo?