Concierto Buzzcocks

Se formaron en Bolton en febrero de 1976 (primer concierto, en abril de aquel año) y desde entonces han ocupado oficiosamente el cargo honorario de ser los Ramones británicos. Decimos desde entonces porque su noveno álbum, ?The Way? (noviembre de 2014), el primero que han publicado desde "Flack-Rat Philosophy" (2006), certifica que son cuarenta los años que cumplieron en 2015 al pie del cañón. Es decir, sus canciones bala empezaron a salir disparadas cuando la primera oleada punk-rock y han atravesado un reguero de capítulos de la historia del rock (el primero, el de los Sex Pistols, que les inspiraron con su explosividad, y más tarde los de Hüsker Dü o Nirvana, dos de sus alumnos declarados más aventajados). Con una mayor querencia por la canción pop de tres minutos intensa y acelerada, concisa y memorable, que por la declaración política, han ido soltando melodías crujientes y guitarras torrenciales -hay quien los ha descrito como los inventores del pop de motosierra-. Lo han hecho con prisa pero también con pausa. Es decir, salieron lanzados, publicando tres LPs entre 1978 y 1979, después desconectaron y no volvieron a meter los dedos en el enchufe hasta su regreso de 1993. Con sus dos miembros más históricos al frente, Pete Shelley (voz, guitarra y teclado; cofundador de la banda, junto al cantante y compositor Howard Devoto, quien la dejó en febrero del 77) y Steve Diggle (voz y guitarra; entró tres meses después que Shelley), más Chris Remmington al bajo (desde 2008) y Danny Farrant a la batería (desde 2006), todavía son uno de los grupos británicos de currículo largo más consistentes en directo, adictos a una pasión y una energía que les hace sonar excitantes y profesionales a la vez.

Array

Escribe tu opinión

Debes estar conectado para escribir una opinión.

¿Informar esto?

Enviar a un amigo

Enviar consulta

Reclamar Punto

¿Cuál es el proceso de reclamo?