Exposición: “Mirando A San Sebastián”

El Monte Urgull, monte situado en el corazón de la ciudad y mirando a esta y al mar, es un lugar muy querido por los donostiarras. Esta zona natural es un perfecto testigo de todo lo acontecido en la ciudad y aún conserva restos históricos como una red de rutas y fortificaciones, sin olvidar que muchos la conocen como el “castillo”. El castillo La Mota es una excepcional atalaya y en ella se encuentra, hoy en día,  la casa que recoge nuestro patrimonio, la Casa de la Historia.Mañana se reabre la exposición Mirando a San Sebastián. La muestra recorre la historia de la ciudad, su desarrollo económico, urbanístico, social y cultural, haciendo referencia a la identidad vasca. La exposición es por tanto una gran oportunidad para conocernos mejor y profundizar en nuestra historia contemporánea.La Casa de la Historia está abierta a los donostiarras y todos aquellos visitantes que quieran conocerla. En los últimos años han sido muchos los que han pasado por Urgull. Al año tiene una media de 100.000 visitantes, y tiene además su propia oferta didáctica. En este sentido, es una buena manera de acercar la historia a los jóvenes y que las nuevas generaciones también conozcan la historia de la ciudad, a través del aprendizaje y el entretenimiento.Tras el cierre de diciembre la muestra se ha enriquecido renovando algunos espacios, siempre con el objetivo de presentar el patrimonio de forma atractiva. Se ha mantenido la estructura y el discurso de la muestra en lo fundamental, y se han actualizado algunos apartados, principalmente los relacionados con la quema, destrucción y reconstrucción de la ciudad, con el material del bicentenario como eje. Así, algunos de los audiovisuales creados al hilo del centenario se integran en el discurso permanente.Por un lado, la vídeo-instalación 200 ofrece la posibilidad de conocer desde distintos puntos de vista, el pasado, y de boca de 200 jóvenes donostiarras, el pasado, presente y futuro de la ciudad. Por otro, el resumen del documental sobre los sucesos de 1813 realizado por Nabarralde nos familiariza con la sociedad de entonces. Del mismo modo, se ha recogido el trailer del documental  ‘Apaizac obeto’.  Partes de la exposición: Mirando a San Sebastián se mantiene, en lo fundamental, tal y como lo recordamos, aunque hay algunos cambios:Señas de identidad:En esta parte introductoria, se explican de forma breve algunas de las señas de identidad de la ciudad. Los temas que se mencionan se amplían a lo largo del recorrido. En lugar de la pieza de San Sebastián de alabastro que se encontraba en este espacio, se ha colocado un azulejo de 12 piezas que  representa el martirio del santo.A  la sombra de Urgull:En esta sección se presenta la convivencia entre los militares y los civiles. Esta ciudad, además de ser un lugar para vivir también ha sido un lugar de defensa y la población local se adaptó a los sitios y continuos ataques.Villa mercantil:En esta parte se abordan los aspectos económicos de la ciudad, destacando el comercio ya que desde sus inicios ha sido una ciudad que mira al mar y en la Edad Media llegó a ser el puerto más importante del Cantábrico. Se observan las infraestructuras creadas para fortalecer el comercio de la ciudad y las organizaciones, pesca y navegación, astilleros, corsarios; Consulado y Real Compañía Guipuzcoana de Caracas, etc. Se han realizado tres cambios en este apartado:Cuando el mar se volvió peligroso las embarcaciones se abastecían bien de armas para proteger la ruta comercial, para participar en las guerras entre las potencias de Europa o salirse a corso. Este año, mostraremos los cañones marítimos de la colección del Museo San Telmo. En 2007 se puso en marcha el plan de renovación de la excepcional colección de cañones del museo y hoy pueden verse las piezas restauradas en el monte Urgull. En la exposición hemos colocado tres de estos cañones, recién renovados. Hemos añadido breves explicaciones a distintos tipos de embarcación, gracias a la ayuda del Aquarium de San Sebastián. La nave que aparece en el primer sello de Donostia se solía utilizar para navegar de puerto en puerto en el siglo XII. Desde entonces la industria astillera se encuentra en continuo desarrollo: coca de la Edad Media, naos, galeones La nave que aparece en el escudo desde el siglo XVII es una fragata de tres velas cuadradas, rápida y apropiada para navegar.La caza de ballenas y la pesca de bacalao en Terranova era una importante fuente de ingresos para los donostiarras. Gracias a la documentación y fuentes arqueológicas se pueden reconstruir los viajes y embarcaciones del siglo XVI y es precisamente lo que muestran la asociación Albaola y Orio producciones en el documental Apaizac obeto. Este iniciativa tendrá su espacio en la exposición junto con un resumen del audiovisual, dando comienzo así a la colaboración con la asociación Albaola.1813:Hemos querido también mostrar como era Donostia en 1813, una vez concluidas las conmemoraciones del bicentenario y habiendo recogido el material creado para el aniversario. Es en la sala guardia del castillo La Mota, una de las más antiguas, donde se trata este tema. Un espacio de piedra que unía, en su momento, el cuartel y la casa del gobernador. Aquí es donde se ha instalado el audiovisual sobre el incendio, asedio y reconstrucción de la ciudad que tuvo lugar hace doscientos años. Las guerras napoleónicas iniciaron una nueva forma de hacer la guerra, más cruda y que acrecentaba el sufrimiento de la población civil. En San Sebastián también ocurrió así. El audiovisual “1813. Donostiaren erreketa”, dentro de las iniciativas relacionadas con el bicentenario, es un resumen del que creó la asociación Nabarralde.De fortaleza a ciudad:En este apartado que une tres ámbitos se recogen los cambios urbanísticos, ideológicos y económicos vividos en Donostia a partir del sligo XIX, cuando llegó el comienzo definitivo para el desarrollo de la modernidad y nueva imagen.En este apartado también ha habido cambios. En primer lugar, se ha vuelto a incluir la maqueta del sitio de 1813. Asimismo, el Museo San Telmo cuenta con unas pocas piezas que no fueron destruidas en el incendio, entre ellas la vajilla de 1813 y el tintero de Zubieta. Son piezas de gran valor histórico y simbólico que han estado expuestas en “1813. Asedio, incendio y reconstrucción de San Sebastián”, hasta enero de 2014.La primera pieza es una vajilla que se fundió en el propio incendio. La que se muestra en Urgull es una reproducción. Para crearla se han reconstruido en un horno condiciones similares.Los donostiarras reunidos en Zubieta decidieron la reconstrucción de la ciudad, firmando un compromiso recogido en las actas de Zubieta. Aún se conserva el tintero empleado en la firma de aquellas actas. En este caso se está realizando una réplica, empleando para ello un escaneado tridimensional para que la pieza sufra lo menos posible. Una vez finalizado el proceso de reproducción la réplica será incorporada a la exposición 200La vídeo-instalación 200 concluirá la visita en la Casa de la Historia. Este trabajo que hasta ahora se ha podido ver en el Museo San Telmo se proyectará en un lienzo panorámico en el que 13 historias escogidas hablarán sobre nuestro modo de vida en sociedad, guerras, cultura, industria, deporte o gastronomía. La vídeo-instalación nos ofrece cerca de 2000 imágenes que proponen un recorrido didáctico, riguroso, emocionante y ameno.Es un audiovisual interactivo y participativo:  interactivo porque es el propio visitante quien elige qué tiempo o época quiere conocer y participativo porque han colaborado en él un total de 200 jóvenes de distintos centros escolares de la ciudad.El audiovisual se anunció en la facha del Museo San Telmo durante el periodo en el que estuvo expuesto a través de una instalación que ahora se pondrá en manos de sus participantes a modo de recordatorio. Por lo tanto, todas las personas que participaron en 200 podrán pasar por la Casa de Historia para recoger la imagen que les corresponde.  Información prácticaEl estado del monte UrgullEstarán abiertos todos los caminos para los peatones, excepto la entrada al Paseo Nuevo ya que

Array

Escribe tu opinión

Debes estar conectado para escribir una opinión.

¿Informar esto?

Enviar a un amigo

Enviar consulta

Reclamar Punto

¿Cuál es el proceso de reclamo?