Concierto: María Berasarte

Portugal, Francia, Bélgica, Macao, Mozambique, Grecia, Suiza, Italia son algunos de los paises donde ha dejado un pedazo de sí, o como en el 2013 durante el festival de Badasom, compartiendo escenario junto al inolvidable Paco de Lucía en uno de sus últimos conciertos. Entre sus futuros compromisos se encuentran The Festival Music in Churches de Sibiu, en Rumanía y el Festival Mawazine de Rabat.Su primer disco “Todas las horas son viejas”, editado por Universal Music Spain, es según la crítica portuguesa “el mejor álbum de fado grabado por una voz extranjera”. Siempre ha existido una melancolía que sellaba su voz, por eso dedicó a la canción de Lisboa el primer trabajo por el cual fue invitada por el gran Carlos do Carmo al concierto de su 45 aniversario de carrera.”Nos encontramos ante un fado cantado desde las entrañas, pero sin pretensión de imitar a nadie, y con momentos musicales de inusitada belleza. Herejía, dirán algunos. Difícil de clasificar, dirán otros. Innovador y muy bello, digo yo. ” Palabras de Carlos do Carmo.Súbita, su segundo album, llega con la frescura de un primer encuentro. Huele a libertad, a recién llegada, a noches interminables. En palabaras de Maria Berasarte, “son canciones hechas a medida, como compuestas por auténticos modistos. Todos los caminos que he ido recorriendo acaban en este disco, en el que vuelvo a disfrutar compartiendo todo lo vivido. Este disco lo definiría como “esencial” y así es como se presenta. Femenino, con mensajes directos, notas limpias, frágil, acercándose en ocasiones al susurro. He intentado compartir con el oyente un mismo espacio donde la voz casi se pueda tocar.””Palhaço” de Gismonti, “Txoria txori” de Mikel Laboa, incluso “Piensa en mí” de Agustín Lara, son algunos de los temas que componen “Súbita”. Los arreglos musicales están en manos de dos grandes músicos como Jose Luis Montón a la guitarra flamenca y el portugués José Peixoto a la guitarra clásica creando un duelo de elegancia, un sonido único para la ocasión.”De repente, “Súbita”, probablemente un trabajo más producido y racional, tiene su máxima virtud en la sencillez poética pero a la vez contundente. Es una clara huida de lo pretencioso. Con “Súbita”, Maria Berasarte no pretende convencer al público de algo recargado sólo por aparentar. Este disco es de líneas limpias que cuentan cosas que llegan al oyente sin manipulación alguna. Es un trabajo en el que lo esencial es su máxima valía. Para Maria, después de todos estos años lejos, subida a escenarios de otros países esta es mi mejor manera de volver.Texto: Syntorama
Venta de Entradas por Internet

Entradas on line – Donostia Kultura

Enlaces de interés

Array

Escribe tu opinión

Debes estar conectado para escribir una opinión.

¿Informar esto?

Enviar a un amigo

Enviar consulta

Reclamar Punto

¿Cuál es el proceso de reclamo?