Yurrita / Ihurrita

El molino de Yurrita se encuentra en el barrio de Ugaldetxo de Oiartzun, en la parte de la carretera denominada Yurrita bidea. La edificación se ubica al lado de la carretera, en la parte opuesta al polígono industrial de Oiartzun. Se trata de una construcción de los años 70 del pasado siglo levantada en el lugar de la vieja casa, sobre la estolda o errotapea, y que conserva en la planta baja la maquinaria molinera que se mantuvo en activo hasta hace unos 10 años. En una sala-almacén y en piso sobreelevado según lo habitual en las estancias molineras, se disponen los dos pares de muelas con su caja, tolvas, artesas en la parte baja, el pescante y demás utensilios y complementos auxiliares de este tipo de instalaciones.

La estolda es una cámara abovedada bajo la edificación, donde se alojan dos turbinas metálicas que accionadas por la fuerza de la caída del agua por los sifones, mueven las muelas del molino. El desague se realiza mediante túnel-canal bajo el solado de hormigón y tramo abovedado que va soterrado hasta el río.

La infraestructura hidráulica se desarrolla hacia el sudeste, conformada por una gran antepara en el lateral de la construcción, un canal de unos 270 m paralelo a la antigua vía del ferrocarril minero (actual vía verde); y la presa ubicada detrás del campo de futbol.

La antepara es de planta irregular de gran tamaño, con unos 30 m de longitud y anchura en su parte más amplia de unos 6,5 m, estrechándose hacia el pecho o frente adosado a la casa. El canal es más ancho en la zona próxima a la antepara y algunas de sus partes se aparejan en mampostería.

La presa se localiza en el tramo medio del rio Oiartzun, en una zona de meandro donde el rio se ensancha, aprovechando el desnivel natural del terreno. Tiene unos 22 m de longitud y una anchura en la base de unos 6 m con una altura sobre el lecho de 1,22 m. Presenta pequeño alveo y se configura en doble talud. El talud en la parte de aguas arriba es más pequeño y en coronación (unos 0,60 m) tiene suave curvatura hacia el talud vertiente de mayor tamaño.

La obra de la presa es en sillarejo dispuesto longitudinalmente entre los arranques, y parece que bien consolidado. En la parte derecha se abre un pequeño paso a modo de canal o desagüe, rematado con cinta de sillarejo. La presa se refuerza mediante estribos laterales de unos 4 m, y el derecho tiene un gran levante de hormigón, donde se abre el paso con compuerta al comienzo del canal.

La actual presa de Yurrita es sucesora de la antigua presa de madera que se cita en la documentación, y posiblemente construida sobre ella en el siglo XIX, según técnicas canteras tradicionales. Se desconoce el sistema constructivo, pero por analogía con otras similares, se puede suponer que su interior está constituido por pequeño material pétreo y es posible que conserve parte de la estructura de madera.

El molino de Yurrita se documenta desde finales del XV, y entre los siglos XVI-XIX se recogen abundantes citas documentales vinculadas a la gestión y administración de las propiedades del mayorazgo de Yurrita de cuyos pertenecidos formaba parte. En la documentación se puede seguir la transmisión del patronato (familias Yurrita-Zuaznabar-Zabala) y varias de las vicisitudes de la historia del molino: pleitos, obras… que desde fines del XIX hasta 1923 sirvió como central eléctrica al Ayuntamiento de Rentería, para lo cual se realizaron importantes obras de acondicionamiento con ampliación y refuerzo en estribos y canal. La instalación se utilizó durante todo el siglo XX en el que se continuaron realizando intervenciones para su consolidación y mantenimiento, utilizando el hormigón para las obras de refuerzo (estribos…).

Este molino es el último testimonio material de la historia de esta zona de Oiartzun, totalmente modificada por la transformación urbanística y la creación de los polígonos industriales. El molino es también uno de los pocos que quedan de los aproximadamente 20 que funcionaron en Oiartzun a principios de siglo y aunque el edificio antiguo del aprovechamiento desapareció en el siglo pasado, la nueva construcción integró partes del antiguo molino y respetó las partes e instalaciones que posibilitaron la continuación de la actividad, preservando el valor etnográfico vinculado a los aspectos materiales (maquinaria, utensilios, técnica productiva, producción de fuerza motriz) e inmateriales de la actividad.

Destaca además su infraestructura hidráulica, especialmente la presa. Este elemento bien construido y de tipología raramente conservada en la CAPV, forma parte del paisaje propio del rio Oiartzun en una zona, muy próxima a otras totalmente desvirtuadas ambientalmente, que todavía mantiene sus valores paisajísticos naturales. La presa, se integra con los valores naturales y forma parte de los valores estéticos y contemplativos del río, y aunque rehecha seguramente varias veces a lo largo de los siglos, se ha preservado como testimonio de su historia y de las instalaciones a las que sirvió.

Archivo no encontrado

Lo sentimos, no se encontraron archivos. Por favor, ajusta tus criterios de búsqueda y vuelve a intentarlo.

Escribe tu opinión

Debes estar conectado para escribir una opinión.

¿Informar esto?

Enviar a un amigo

Enviar consulta

Reclamar Punto

¿Cuál es el proceso de reclamo?

Búsquedas populares